A pesar de que hay infinidad de tipos de curvas, una técnica correcta nos ayudará a trazarlas todas bien. Queremos contároslo.

Como cada mes, he recibido el boletín on-line de la DGT » Seguridad Vial«, en el que suele haber consejos de conducción o trucos enfocados a mejorar la seguridad de los conductores. En el número del mes de Abril el tema es el trazado de curvas y me ha sorprendido cual es la técnica que ellos predican, a pesar de que en muchas ocasiones los consejos son acertados, en este caso tengo que discrepar y creo que es la excusa perfecta para hablar sobre este tema. Os recomiendo ver el artículo pinchando aquí.

Antes que nada, quiero dejar muy claros varios aspectos:

  • La técnica de conducción que enseñamos en TECDRIVE no es la única válida, pero es una técnica probada y perfeccionada durante muchos años de enseñanza de la conducción.
  • Siempre que hablamos de trazar una curva, hablamos de hacerlo dentro de nuestro carril, sin pisar las líneas blancas.
  • En carretera siempre debemos respetar las normas de circulación vigentes.
  • En ningún momento buscamos el trazado más rápido, buscamos el que nos aporte mayor seguridad.

Durante esta entrada analizaremos 3 trayectorias distintas, y lo haremos analizando en profundidad los pros y los contras de cada una de ellas.

Trayectoria Recomendada por TECDRIVE: Tal como hemos comentado, no es el único trazado correcto, pero tras muchos años de pruebas estamos convencidos de su eficacia.

Trayectoria Recomendada por la DGT: Es el trazado que la DGT propone en su publicación, dirigido a la gran mayoría de los conductores, pero que a nuestro entender es muy mejorable, y os argumentaremos el porqué.

Trayectoria habitual del conductor medio: Por nuestros cursos pasan infinidad de alumnos, de muy distintas procedencias y niveles de conducción, pero casualmente este trazado que hemos denominado «Trayectoria habitual del conductor medio» se repite en infinidad de ocasiones.

Cuando analizamos distintos trazados de curvas debemos fijar nuestra atención en varios aspectos, no solo a la trayectoria que dibujamos, sino también a como se comporta el vehículo durante la curva, que órdenes le da el conductor en cada momento y que ventajas y desventajas suponen cada uno de los trazados.

Propuesta TECDRIVE

Propuesta DGT

Propuesta «Conductor Medio»

Vamos a analizar punto por punto cada uno de los aspectos que influyen en el trazado de una curva, para que de esta forma podamos ir viendo las diferencias entre ellas.

El Radio de Giro

Hay una afirmación que es innegable, y es que a mayor radio de circunferencia mayor es la velocidad a la que puedo pasar, y en relación a esta primera afirmación, hay una segunda, y es que como mayor sea la velocidad a la que yo pueda pasar por una curva, si voy más despacio mayor será mi margen de seguridad, más lejos estaré de llegar al límite de adherencia de mis neumáticos. Teniendo en cuenta estos dos conceptos, vamos a analizar los radios de giro de nuestros 3 trazados de hoy.

La trayectoria recomendada por TECDRIVE propone retrasar el giro, y de esta manera tener un primer radio de circunferencia que no es el más grande posible, por lo que nos obliga a entrar más despacio. Sin embargo, una vez llega al interior de la curva, el radio de circunferencia se hace mucho mayor, permitiendo hacer una segunda parte de la curva mucho más desahogada, en la que si queremos podemos acelerar al mismo tiempo que enderezamos la dirección. Con este trazado nos aseguramos que la salida es la parte de la curva en la que menos trabajo tenemos que hacer. si tenemos algún problema será en la entrada de la curva, cuando vamos a menor velocidad y todavía tenemos toda la curva para solucionarlo. Además, en carreteras que no conocemos y que no tienen buena visibilidad nos aseguraremos de que siempre tenemos un margen de seguridad muy elevado.

La DGT propone un trayectoria en paralelo a la linea blanca de la derecha, realizando un radio de circunferencia constante durante toda la curva. Este trazado nos obliga a realizar el menor radio de circunferencia posible durante el trazado de toda la curva, con lo cual la velocidad de paso debe ser la más baja y el margen de seguridad es mínimo. Como ventaja, podemos decir que siempre estamos lo más lejos posible de los vehículos que circulan en dirección contraria, y que al ser la que nos permite una velocidad de paso más baja, las consecuencias en caso de accidente siempre serían menores. En caso de entrar en curva a más velocidad de la recomendada, esta trayectoria nos empujará hacia el exterior, obligándonos a forzar más la adherencia de los neumáticos y comprometiendo la estabilidad del vehículo.

Si nos fijamos en la trayectoria habitual del «conductor medio» veremos que tiene una primera parte de la curva con un radio de circunferencia muy grande, lo cual nos permite entrar en curva a más velocidad y teniendo que girar poco el volante, pero a medida que vayamos llegando a la mitad de la curva nos daremos cuenta de que la velocidad es excesiva y que la trayectoria nos lleva a invadir el carril contrario. Tendremos que frenar dentro de la curva para perder velocidad e intentar pasar al segundo radio de circunferencia que nos obliga a hacer esta trayectoria, un radio de circunferencia muy pequeño y en una situación muy mala. Esta trayectoria nos da una falsa sensación de seguridad en la entrada, pero nos genera muchísimos problemas en la salida de curva, donde veremos nuestro margen de seguridad disminuido al mínimo o sobrepasado.

El campo de visión

Cuando circulamos por carretera necesitamos disponer del mayor campo de visión posible, ya sea para ver como sigue la carretera que tenemos por delante o para prevenir los movimientos de los otros conductores. Este aspecto adquiere mayor importancia cuando circulamos por carreteras de montaña.

Como se observa en las imágenes, con el trazado de TECDRIVE (trazado verde), el campo de visión disponible para el conductor es el mayor posible, tanto de cara al trazado de la carretera como de cara a visualizar posible problemas que podamos tener a la salida de la curva.

Movimiento de pesos del vehículo

Hoy en día un utilitario pesa alrededor de 1500 kgs, que en parado descansan de manera repartida sobre las 4 ruedas, pero que una vez en marcha, nosotros podemos desplazar hacia delante y hacia atrás con los pedales y hacia los laterales utilizando el volante.

Veamos la importancia que adquiere este aspecto cuando circulamos por carretera y de que manera podemos hacer que estos traslados de pesos jueguen a nuestro favor.

De esta manera vemos que a pesar de parecer sencillo, el trazado correcto de una curva es una acción en la que influyen gran cantidad de elementos, y que somos nosotros quienes debemos dar las ordenes adecuadas en cada momento para conseguir que el coche vaya exactamente por donde nosotros queremos.

Tal como hemos comentado al principio, no se trata de imponer nuestra propuesta, y por este motivo hemos querido argumentar el porqué de cada una de las acciones que se realizan durante la curva y con que objetivo.

Esperamos que este artículo pueda ser útil y quedamos a la espera de recibir vuestros comentarios, dudas, quejas y reclamaciones.

Miki Martin

Deja un comentario